IDEAS WORTH TRANSLATING IBIDEM GROUP. SPANISH TRANSLATION SCHOOL
Relevant papers, articles and ideas translated by novel translators,
as part of their Language Internship Program at Ibidem Group.

El reinado de Jorge III

a translation into Spanish of the article "The Age of George III", by Dr Marjorie Bloy "The Age of George III"
written and published by Dr Marjorie Bloy

La década de inestabilidad ministerial 1760–1770

Jorge III se convirtió en rey el 25 de octubre de 1760, a la muerte de su abuelo, Jorge II, y fue coronado en la Abadía de Westminster el 22 de septiembre de 1761. En los primeros diez años de su largo reinado, Jorge III nombro siete primeros ministros: este periodo es conocido como la decada de inestabilidad minesterial.

Esto contrastó fuertemente con la estabilidad de Whig (1971-1742 y 1754-1760), lo que condujo a problemas. Los rápidos cambios de gobierno crearon indecisión, errores y debilidades, especialmente en lo que respecta a America. No hubo una política gubernamental consistente para las colonias, lo que eventualmente ayudó a causar la Guerra de la Independencia.

En esta década, la opinión pública comenzó a criticar a los gobiernos, en particular a los nuevos periódicos. Los ataques más famosos fueron escritos por un hombre que se hacía llamar Junius, el cual escribía en el Public Advertiser. En el parlamento distintas personalidades se enfrentaron, siendo Pedro ("the Elder") posiblemente una de las más influentes y desestabilizadoras. En el norte de Inglaterra, la Revolución Industrial estaba empezando a crear problemas; en las zonas agrícolas, la Revolución Agrícola estaba teniendo un fuerte impacto en la vida de muchos.

La inestabilidad estaba incorporada al sistema parlamentario en Gran Bretaña hasta cierto punto. El gobierno siempre tuvo una "oposición leal", con la que disputar elecciones septenalmente; pudiendo haber un cambio de gobierno cada siete años.

La visión Whig de la década de la inestabilidad fue escrita en 1770 por Edmund Burke, diputado, escritor, filósofo y secretario de Charles Watson–Wentworth, segundo marqués de Rockingham. Burke era el portavoz de los Rockingham Whigs. En 1770, Burke publicó un libro llamado Thoughts on the Cause of the Present Discontent, ofreciendo razones para la inestabilidad y la inseguridad. Esto fue aceptado como verdadero hasta que el señor Lewis Namier y Herbert Butterfield investigaron la vida política del siglo XVIII en la década de 1940. Encontraron que la política del siglo XVIII era muy diferente de lo que se había pensado, y descubrieron que Burke era un brillante propagandista de Rockingham.

Burke creía que

Todas estas ideas se extendieron porque el Rey era políticamente activo en el gobierno del país. Era la primera vez que esto ocurría desde 1714, cuando Jorge I sucedió a la Corona, a la muerte de la reina Ana. Durante la época del "despotismo ilustrado" en Europa, los monarcas absolutos estaban introduciendo cambios. Estos monarcas eran los siguientes:

Monarca País Fechas de reinado
Luis XV and Luis XVI Francia 1715–74; 1774–92
Federico II (el Grande) Prusia 1740–86
Maria–Teresa y José II Austria–Hungría 1740–65; 1765–80; 1780–90
Caterina (la Grande) Rusia 1762–96
Carlos III España 1759–88

En la década de 1740, Federico el Grande dijo «Todos los monarcas europeos deberían ser los primeros servidores del estado». Pensó que los gobernantes debían justificar su herencia con buenas obras y buenas acciones. Jorge III quería ser 'iluminado' como sus contemporáneos, pero su actividad política fue vista por los políticos como un intento del rey de ser absolutista. Jorge III era bastante pesado, torpe y dogmático, y no se dejaba intimidar por los políticos a los que veía como sus sirvientes.

Burke era impreciso en su análisis de los acontecimientos y su libro fue más una pieza de propaganda para los Rockingham Whigs, defendiendo la idea de partido del marqués. Jaime II se había vuelto impopular, y sólo siete hombres eran responsables de invitar a Guillermo de Orange a convertirse en rey. Estos hombres no constituían `los Whigs' como Burke afirmaba. Aunque la Carta de Derechos restringió los poderes reales al limitar la oferta de dinero disponible para el monarca, la Corona todavía tenía y usaba amplios poderes. Sólo porque George I y II hablaban poco o nada de inglés, el parlamento ejerció un mayor poder a través de un primer ministro.

Burke hizo una interpretación limitada de la constitución. El rey tenía el derecho absoluto de elegir a sus Primeros Ministros y él simplemente revivió esos poderes. No innovó ni trató de crear nuevos poderes para sí mismo. Jorge III no gobernó por influencia porque no había partidos per se. Usó el poder que tenía a su disposición, como todos los demás. Nunca tuvo suficiente influencia en el parlamento para controlar la política y pero tampoco nunca hubo suficientes 'amigos del rei' para poder alterar el equilibrio de poder en la Cámara de los Comunes.

Jorge III mantuvo un sistema parlamentario y trabajó en él. Llamó Elecciones Generales y abrió el parlamento en un Nombró a sus ministros y firmó la legislación aprobada por el parlamento. Un absolutista no habría hecho eso, ya que un absolutista no tendría en cuenta el Parlamento. Jorge III llamó la atención sobre el sistema parlamentario por sus actividades. Varios gobiernos causaron problemas con los colonos americanos y en su mayor parte, el rey simplemente apoyó a esos gobiernos.

Burke parece haber creído que el Rey era mucho más astuto de lo que realmente era. Fue difícil para cualquiera seguir a Pedro después de 1761, y George III parece haberse sentido traicionado por sus ministros, a los que cambiaba regularmente. Otro problema para el Rey fue que fue criticado directamente porque no había heredero. El conflicto entre padre e hijo en los reinados anteriores había permitido la formación de grupos de oposición. Bajo Jorge I y Jorge II, el 'Leicester House Set' había aparecido. Leicester House era la residencia del Príncipe de Gales (el 'rey que será'), y los hombres que estaban fuera de la oficina tendían a formar un grupo de oposición al monarca actual, presumiblemente para que puedan ser nombrados para el cargo en el próximo reinado.

Había habido una casa de Leicester en el reinado de Jorge II, producto de la suposición de que el hijo mayor del rey, Federico el Príncipe de Gales, sería el próximo rey. Desafortunadamente para sus aliados políticos (y para Federico también), murió en 1751 a la edad de 44 años. Su muerte fue causada por una pelota de tenis: en 1748 había sido golpeado por la pelota y había resultado en el desarrollo de una úlcera abdominal que estalló con resultados fatales. El heredero aparente era el hijo de Federico, Jorge Guillermo Federico, que sólo tenía doce años. El set de Leicester House no pudo concentrar esfuerzos en el nuevo 'rey que será' que no heredó la corona, como Jorge III, hasta 1760. Desde que el heredero de Jorge III nació en 1762, no hubo una casa de Leicester hasta bien entrado en su reinado. Por lo tanto, desde 1751 hasta alrededor de 1780 no hubo un enfoque político para los que se oponían al gobierno.

Quedó claro que Jorge III estaba descontento con el gobierno que heredó de su abuelo, Jorge II. El joven rey orquestó la dimisión de Pedro en 1761 y el buen amigo del rey, el Earl of Bute se convirtió en Secretario de Estado del Departamento del Norte en el lugar de Pedro. En mayo de 1762, después de enterarse del descontento del rey con las políticas y la persona de Newcastle, el Duque de Newcastle renunció a su puesto como Primer Ministro y Bute fue nombrado Primer Lord del Tesoro. En el siglo XVIII, el Primer Ministro no era necesariamente la misma persona que el Primer Ministro del Tesoro; tampoco tenía que sentarse en la Cámara de los Comunes.

John Stuart, tercer conde de Bute, fue Primer Ministro desde mayo de 1762 hasta abril de 1763. Era extremadamente impopular y no disfrutaba de la vida política. En contra de los deseos del rey, Bute renunció y fue reemplazado por Jorge Grenville.

Grenville tubo muchas dificultades durante su ministerio. Su mayor problema era que no gustaba a Jorge III. Sus políticas fueron responsables del inicio del conflicto con los colonos americanos. También cometió graves errores en su trato con John Wilkes. En julio de 1765, Jorge III invitó a Grenville a dimitir.

El rey pidió a su tío el Duque de Cumberland que formara el siguiente ministerio y aunque Cumberland aceptó encabezar un gobierno, sugirió que el Marqués de Rockingham debería ser Primer Lord. Consecuentemente, Rockingham formó su primer ministerio. Aunque Rockingham encabezaba el grupo más numeroso del parlamento, no contaba con el apoyo ni la confianza del rey. Dada esta situación, era poco probable que el ministerio durara mucho tiempo. Rockingham estuvo en el cargo sólo un año: el rey negoció a espaldas de Rockingham que Pedro formara un ministerio. En julio de 1766, Rockingham encontró su posición intolerable y presentó su renuncia. Jorge III nombró rápidamente a Pedro, que en ese momento era Conde de Chatham, como su Primer Ministro.

En 1766, Chatham tenía 58 años y sufría de mala salud. Había un historial de inestabilidad mental en la familia de su madre, y Chatham tenían ataques de depresión cada vez más frecuentes. Durante sus dos años de ministerio, pasó poco tiempo en el parlamento, dejando de lado los asuntos de Estado, asumidos entonces por su Primer Señor del Tesoro, el Duque de Grafton. Después de que sus subordinados cometieran una serie de errores políticos, Chatham renunció en 1768, para ser sucedido por Grafton.

El Duque de Grafton aceptó el cargo por su sentido del deber más que por un deseo real de ser Primer Ministro. Tuvo muchas distracciones en su vida privada y se enfrentó a problemas con los colonos americanos, John Wilkes y los irlandeses. Renunció a su cargo en 1770. Esto termino y cambió el rumbo la Década de Inestabilidad Ministerial y marcó el comienzo de un período de estabilidad bajo Lord North (1770-1782) y Pedro (1784-1801 y 1804-1806). No hubo crisis nacional en la década de 1760, por lo que varias agrupaciones políticas no estubieron dispuestas a unirse. Sería útil preguntar: