Las ra铆ces del movimiento New Age

Translation into Spanish of an interesting article by Michael Rogge, Dutch photographer, videographer, and amateur filmmaker, best known for his depictions of post-World War II life in the Far East, in particular Hong Kong and Japan.

eastern religious philosophyphilosophytranslation into spanish
21 June, 2022 Chronological history of the New Age.
21 June, 2022 Chronological history of the New Age.

This text has been translated from English into Spanish by Chem, for Ibidem Group’s Translation Blog “Ideas Worth Translating”.

An original text written by Michael Rogge, originally published in
https://wichm.home.xs4all.nl/newageb.html

* * *

PARTE DOS

El renacimiento oriental del siglo XIX

Los fil贸sofos del siglo XVIII estaban desencantados con el estado en que se encontraba la civilizaci贸n que ve铆an a su alrededor. Se populariz贸 el enaltecimiento de otras culturas, entre ellas la china. As铆, la chinoiserie empez贸 a aparecer en muebles y porcelana. Tambi茅n las 贸peras y obras de teatro se interesaron por temas chinos y hubo algunos que incluso consideraron que la sabidur铆a de Confucio era superior a los principios del cristianismo.

La fascinaci贸n por Oriente alcanz贸 su punto m谩ximo durante el romanticismo (1790-1815).
Los eruditos occidentales hab铆an comenzado a estudiar s谩nscrito en el siglo XVII, pero fue en el siglo XIX cuando las traducciones de las escrituras indias estuvieron finalmente disponibles en Occidente.

Los eruditos franceses tomaron la iniciativa. Junto con el s谩nscrito (1785) se descifraron otros idiomas: pahlavi en 1793, cuneiformes en 1803, jerogl铆ficos en 1822 y av茅stico en 1832. El camino hacia los tesoros del pensamiento oriental estaba ahora despejado. Hodgson descubri贸 textos aut茅nticos del budismo en 1821 mientras viv铆a en Nepal: consigui贸 400 vol煤menes en s谩nscrito y tibetano. Una gram谩tica Pali fue publicada en 1826 por Burnouf y Lassen.

Un joven h煤ngaro, Csoma de Koros, lleg贸 a ingresar en la vida mon谩stica en el T铆bet en 1850. Prinsep descifr贸 las inscripciones del rey indio Ashoka entre 1834 y 1837.

El estudio del Islam y el Lejano Oriente ya estaban de camino. Las autoridades en sem铆tico, 铆ndico y chino publicaron su literatura. Se imprimieron sin cesar traducciones de escritores preisl谩micos, poetas y m铆sticos persas, junto con poes铆a china.

Por primera vez, la filosof铆a religiosa oriental era accesible de forma general. Condujo a un verdadero Renacimiento Oriental. La filosof铆a y forma de pensamiento contenida en las escrituras orientales asombr贸 a la 茅lite cultural occidental a mediados del siglo XIX e influy贸 a fil贸sofos y escritores como Schopenhauer, Goethe, Heine, Nietzsche, Shelley, Emerson, Baudelaire y de Balzac.

El respeto por las religiones orientales creci贸 ahora que sus grandes obras aparecieron impresas. En 1785, Wilkins public贸 el Bhagavad Gita. Siguieron traducciones del Rig Veda, Mahabharata, Upanishads, Vishnu Purana y Lotus sutra, junto con una “Introducci贸n a la historia del budismo indio” de Burnouf.
El enfoque espiritual de estas religiones redescubiertas fue percibido como un alivio del dogmatismo cristiano predominante. Surgi贸 la idea de la unidad detr谩s de todas las religiones.

Espiritismo

A ra铆z del cambio de valores, algunos movimientos espirituales obtuvieron nuevos seguidores.
El mesmerismo alcanza su apogeo a mediados del siglo XIX. El fluidismo y el sonambulismo estaban siendo estudiados en toda Europa. Su m茅todo de curaci贸n a trav茅s del “magnetismo animal” y de estados inducidos por trance fue visto como otra prueba de que la mente pod铆a gobernar la materia. La participaci贸n del esp铆ritu en la curaci贸n estaba impl铆cita.

Algunas de estas ideas encontraron su camino en los movimientos de la Ciencia Cristiana y el Nuevo Pensamiento .

Andrew Jackson Davis (1826-1910, m谩s tarde conocido como “el vidente de Poughkeepsie”) se convirti贸 en uno de los fundadores del espiritismo moderno en los Estados Unidos. Al igual que el posterior Edgar Cayce, pod铆a dar un diagn贸stico preciso de la enfermedad de un paciente mientras estaba bajo un “sue帽o magn茅tico” inducido. Como creyente en el mesmerismo, desarroll贸 una filosof铆a espiritualista propia.

Mientras tanto, el espiritismo recibi贸 un nuevo impulso. Cuando en 1848 Karl Marx comenz贸 su “Manifiesto Kommunistisch” con: “Un fantasma recorre Europa“, los espectros hicieron un gran revuelo en Hydesville (NY, EE. UU.). Las hijas de la familia Fox lograron comunicarse con el esp铆ritu de un muerto por medio de raps. La prensa se encarg贸 de que estos hechos se convirtieran en noticia a nivel nacional.
El espiritismo surgi贸 a ra铆z de los inventos del tel茅grafo y el tel茅fono que hicieron posible enviar mensajes a largas distancias. Se supon铆a que la comunicaci贸n con los muertos, hoy llamada canalizaci贸n, podr铆a descubrirse pronto. Los informes sensacionalistas de la familia Fox comunic谩ndose con los muertos hicieron de las sesiones de espiritismo en casa un pasatiempo popular.

Incluso el presidente Lincoln (foto) tuvo contacto con m茅diums y particip贸 en sesiones de espiritismo. En las cortes europeas la situaci贸n no fue menos diferente. El movimiento espiritista se puso as铆 en marcha, reclamando millones de creyentes.

Teosof铆a

Fue Madame H. P. Blavatsky (HPB para los entendidos) quien combin贸 la tradici贸n esot茅rica europea, el espiritismo y el renacimiento oriental en un sistema coherente. Ella le dio una doctrina secreta, una m谩rtir (ella misma), un origen misterioso y, finalmente, le dio la forma de una fraternidad semi-religiosa. Afirm贸 haber recibido de los Maestros de Sabidur铆a una clave para los misterios que durante mucho tiempo se mantuvieron en secreto para la humanidad. Se pensaba que esta Hermandad Blanca, estos pioneros de la humanidad, se reencarnaban constantemente para iluminar a la humanidad con su sabidur铆a y conocimiento.

HPBlavatsky y sus maestros Morya, Koot Hoomi y Prince Ragoczy

De esta forma, present贸 un concepto notable y revolucionario de la vida en el universo. Al mismo tiempo, le dio al hombre un nuevo prop贸sito de vida basado en las tradiciones religiosas y filos贸ficas de la India.
A pesar de las burlas, estas ideas y enfoque causaron una profunda impresi贸n en la sociedad de finales del siglo XIX y siguen siendo la base del movimiento conocido como la Nueva Era.

Sin embargo, sin que ella se diera cuenta, la filosof铆a de HPB estaba imbuida del esp铆ritu de la 茅poca. En su sistema, el intelecto pod铆a desentra帽ar los misterios del universo. Su lema “No hay religi贸n m谩s alta que la verdad” apuntaba m谩s a la exploraci贸n intelectual que a las percepciones intuitivas obtenidas a trav茅s de la meditaci贸n y la contemplaci贸n, como era el caso de la teosof铆a m铆stica (隆sin capital!) de 茅pocas anteriores.

Madame Blavatsky le dio a la humanidad una gran visi贸n del universo, contrastando con el cors茅 de la perspectiva dogm谩tica intolerante del cristianismo del momento. En general, se cre铆a entonces que la creaci贸n hab铆a tenido lugar hace unos seis mil a帽os. Blavatsky defend铆a que fue hace miles de millones de a帽os y que la humanidad existe desde hace millones de a帽os en la Tierra. Ella introdujo tambi茅n el concepto de un universo hol铆stico. La popularidad de las ideas actuales sobre la reencarnaci贸n y el karma, ahora palabras familiares, se remonta a ella.

Tambi茅n debe mencionarse que en a帽os posteriores la Teosof铆a enfatiz贸 la importancia del desarrollo de la percepci贸n intuitiva a trav茅s de la pr谩ctica de disciplinas orientales como el Raja yoga y la meditaci贸n. La Teosof铆a tambi茅n se帽al贸 a la poblaci贸n ind铆gena de la India e Indonesia el valor de sus antiguas tradiciones olvidadas y as铆 aument贸 su respeto por su propia cultura. Gandhi, Nehru y Sukarno fueron miembros una vez.

Annie Besant

En el momento en que Madame Blavatsky fue acosada por rumores escandalosos, encontr贸 una digna sucesora en Annie Besant en el a帽o 1889. Besant era una mujer de extraordinario talento y gran oradora. El historiador Arthur Nethercott escribe: “Durante sus ochenta y cinco a帽os, Annie Besant vivi贸 muchas vidas, algunas de ellas tan incre铆bles que parece imposible que las haya vivido“. Adem谩s de dar un nuevo impulso a la Teosof铆a, tambi茅n devolvi贸 a la India el respeto por su propia cultura. Tuvo una influencia poderosa en la campa帽a por la autonom铆a india antes de que Gandhi y m谩s tarde Nehru se hicieran cargo.

Krishnamurti

Krishnamurti, Saanen 1967,漏autor

Besant tambi茅n se encarg贸 de la educaci贸n de un ni帽o indio muy especial, Jiddu Krishnamurti. Hijo de un te贸sofo indio, el talento de Jiddu fue descubierto por el compa帽ero m谩s cercano de Annie Besant, C. W. Leadbeater, en 1909. Para su consternaci贸n, despu茅s de alcanzar la madurez, Krishnamurti abog贸 por un enfoque de la vida bastante diferente al de los te贸sofos. La disoluci贸n en 1929 de la Orden de la Estrella en Oriente, fundada especialmente para 茅l, supuso un duro golpe para el Movimiento Teos贸fico, que ya hab铆a sufrido numerosas separaciones. Despu茅s de los a帽os 30, la Teosof铆a se convirti贸 en una sombra del movimiento de control mental que hab铆a sido. Su papel fue asumido por otros.

El cuarto camino

Gurdjieff

Uno de esos nuevos movimientos fue fundado por George Ivanovitch Gurdjieff (foto). La vida de este maestro espiritual est谩 tan envuelta en misterio como la de Madame Blavatsky. De hecho, ten铆an muchas similitudes. Se supone que naci贸 en Alexandropol (Rep煤blica de Armenia) en la 茅poca en que se form贸 la Sociedad Teos贸fica en 1875, de padre griego y madre armenia. Gurdjieff afirm贸 que cuando era joven hab铆a viajado mucho. Incluso hab铆a llegado al T铆bet en 1902, al igual que HPB. Algunos creyeron que se trataba de un agente zarista. En su libro Meetings with Remarkable Men, Gurdjieff describe su b煤squeda de los Maestros Ocultos de la Sabidur铆a, que lo llev贸 a Egipto (como a HPB) y de all铆 a Asia Central y el norte de la India.

Su entrenamiento y ense帽anzas posteriores fueron la esencia de la instrucci贸n que dijo haber recibido de varios maestros en escuelas esot茅ricas. Son una desviaci贸n de la tradici贸n teos贸fica; sin embargo, como hacen la mayor铆a de las ense帽anzas para mantener su influencia, reflejan el esp铆ritu de cambio de la 茅poca.

Las instrucciones de Gurdjieff estaban dirigidas al desarrollo armonioso de los supuestos centros en el hombre. Lleg贸 en un momento en que se estaba descubriendo la psicolog铆a de Freud.
Cuando el ballet ruso, en particular el de Diaghilev, tuvo un gran impacto en Occidente, Gurdjieff introdujo su revolucionaria forma de ballet. De esta forma, el sistema de Gurdjieff se aprovech贸 de las modas y tendencias de su tiempo.

Ouspensky

Un destacado autor ruso, Peter Damien Ouspensky, que se hab铆a apartado del pensamiento teos贸fico y hab铆a explorado la dimensi贸n del tiempo en su libro La Cuarta Dimensi贸n, conoci贸 a Gurdjieff en 1912 en Mosc煤. Gurdjieff iba a presentar all铆 su ballet. Ouspensky qued贸 impresionado de inmediato por la misteriosa figura, pero nunca confi贸 en 茅l completamente.

En En busca de lo milagroso, Ouspensky relat贸 el inusual entrenamiento y las aventuras que vivieron durante la 茅poca de la revoluci贸n rusa. Finalmente, en 1919 ambos llegaron a Europa y se establecieron en Francia y Gran Breta帽a respectivamente. En ese momento se hab铆an distanciado y ambos hab铆an fundado sus propias escuelas.

Gurdjieff estableci贸 el Instituto para el Desarrollo Armonioso del Hombre en el chateau du Prieur茅 des Basses-Loges, Francia, en 1922. Se dio a conocer por el duro trato que daba a sus seguidores. Esto Gurdjieff lo consider贸 necesario. Lo denomin贸 sufrimiento consciente voluntario, imprescindible para que sus devotos, a煤n dormidos, despierten a la realidad.
M谩s tarde se crear铆an nuevos centros de formaci贸n por adeptos rivales de Gurdjieff. Uno de ellos es John G. Bennett, quien introducir铆a Subud en Occidente en 1957.

New Age (Nueva Era): un redescubrimiento

Lo que se conoci贸 como el movimiento New Age inyect贸 nueva vida a tradiciones casi olvidadas en un momento en que la fe cristiana hab铆a perdido su significado para la generaci贸n m谩s joven.
El mayor crecimiento de New Age se dio en los Estados Unidos, lo que no es sorprendente, ya que el movimiento se inspir贸 en doctrinas religiosas y filos贸ficas ya existentes, aunque inactivas, que hab铆an llegado a un punto cr铆tico en el siglo XIX.

Como hemos visto, la religi贸n oriental y las tradiciones ocultas europeas tuvieron un gran impacto en la 茅lite intelectual de Am茅rica en el siglo XIX. El segundo presidente John Adams (1767-1848) es conocido por su fascinaci贸n por el pensamiento oriental. Fue un lector voraz de las traducciones de obras religiosas orientales.

Los l铆deres que estuvieron en la cuna del nacimiento de la naci贸n fueron influenciados por el pensamiento mas贸nico, espiritista y rosacruz. “Comienza un Nuevo Orden de la Era” proclama el reverso del Gran Sello de los Estados Unidos. 

Ocho signatarios de la Declaraci贸n de Independencia eran masones, entre los que se encontraban Benjamin Franklin (en la imagen) y George Washington, as铆 como diecis茅is presidentes posteriores.

Escritores estadounidenses prominentes, conocidos como los trascendentalistas, estaban profundamente influenciados por el pensamiento oriental. Ralph Waldo Emerson (1803-1882) fue uno de los grandes admiradores de los cl谩sicos religiosos orientales, en particular el Bhagavad Gita. Su secretario, Henry David Thoreau, escribi贸 Walden, fuente de inspiraci贸n para los hippies de un siglo despu茅s.

Guillermo James

Uno de los psic贸logos estadounidenses m谩s destacados de la 茅poca, William James (1842-1910), public贸 en 1902 sus variedades pioneras de la experiencia religiosa, construyendo un puente entre la psicolog铆a y la religi贸n. Se ha convertido en la piedra angular del estudio cient铆fico de la religi贸n hasta el d铆a de hoy. El Profesor James tambi茅n desarroll贸 un estudio de los fen贸menos paranormales y desempe帽贸 un papel destacado en la fundaci贸n en 1885 de la Sociedad Americana para la Investigaci贸n Ps铆quica.

Un evento digno de menci贸n fue el Parlamento de Religiones celebrado en Chicago en 1893. Era la primera vez que se organizaba un evento de este tipo. Ante una audiencia de cuatro mil personas, los l铆deres de las grandes religiones presentaron sus puntos de vista sobre la vida. Uno de los resultados fue un mayor aprecio por las religiones orientales, que estuvieron bien representadas. Swami Vivekenanda expuso el hinduismo profundo; Soyen Shaku, abad de un monasterio japon茅s Rinzai, trat贸 el budismo zen. Anagarika Dharmapala estableci贸 despu茅s del congreso una rama estadounidense de la Sociedad Maha Bodhi, la primera sociedad budista en Occidente.

Esto fue simplemente el comienzo de un flujo de ense帽anzas orientales y gur煤s que alterar铆an el pensamiento occidental.
Al mismo tiempo, la tradici贸n esot茅rica occidental tambi茅n encontr贸 seguidores en nuevas escuelas, movimientos y cultos. Demasiado numerosos para explicar aqu铆 ahora mismo.

New Age fue principalmente un movimiento entre la generaci贸n m谩s joven a finales de los a帽os sesenta que exig铆a desempe帽ar un papel m谩s importante en todos los aspectos de la sociedad. A trav茅s del uso de drogas que expand铆an la mente, se les estaba revelando una realidad mayor que requer铆a otras explicaciones que las que pod铆a dar la religi贸n tradicional. Sus conceptos de Dios y del Amor eran demasiado simples para dar cabida a las abrumadoras experiencias que estos j贸venes tuvieron en sus viajes. La trascendencia, la autorrealizaci贸n, el yoga, la meditaci贸n, todas ellas parte de tradiciones existentes, se estaban redescubriendo y practicando.

Originalmente, se le hab铆a dado el nombre de la Era de Acuario aludiendo a la nueva era de desarrollo espiritual que se predijo en la astrolog铆a.
A principios de los a帽os setenta, cuando el movimiento estaba bien encaminado, se adopt贸 el nombre de New Age. Por supuesto, era un t茅rmino con historia. William Blake ya escribi贸 en 1804-08, en su pr贸logo a Milton: “隆脕nimo, oh j贸venes de la Nueva Era!

Como era de esperar, la Nueva Era desat贸 fuerzas contrarias del lado de las denominaciones cristianas fundamentalistas. Especialmente despu茅s de que Marilyn Ferguson escribiera en su libro The Aquarian Conspiracy que la fraternidad dedicada a esta filosof铆a constitu铆a una red mundial. Las personas dedicadas se reconocer铆an en unos minutos sin signos secretos, sino simplemente por un breve intercambio de ideas. Esto fue visto como una especie de conspiraci贸n sat谩nica. Especialmente las personas que segu铆an las llamadas pr谩cticas ocultas quedaron bajo sospecha. El cristianismo ortodoxo encontr贸 aliados en los igualmente dogm谩ticos esc茅pticos y miembros del CSICOP en sus esfuerzos por suprimir y tergiversar la Nueva Era, el ocultismo y los informes de fen贸menos paranormales en los medios.

Pero en realidad fueron los cristianos los que empezaron a tergiversar la vida de Jes煤s. Esta es la conclusi贸n de algunos eruditos b铆blicos modernos. El documento m谩s antiguo que ha sobrevivido de la tradici贸n de Jes煤s es el del evangelio de Tom谩s, parte de los papeles de Nag Hammadi descubiertos en Egipto en 1945. En 茅l se presenta un Jes煤s gn贸stico que tiene m谩s afinidad con la Nueva Era que con el fundamentalismo del cristianismo ortodoxo.

Los cristianos consideran que la Biblia es la palabra de Dios, mientras que una peque帽a investigaci贸n muestra que los c贸dices m谩s antiguos del siglo IV que tenemos son el producto de innumerables errores de copia, inconsistencias, alteraciones e invenci贸n de cuentos de hadas, a menudo tomados de fuentes paganas, para infundir asombro en la figura de Jes煤s que supuestamente respaldaba sus puntos de vista dogm谩ticos, pero que pudo haber sido un hereje. Por un lado, los evangelios no fueron escritos por los ap贸stoles. El evento m谩s importante en la vida de Jes煤s, la crucifixi贸n, puede que ni siquiera haya ocurrido. No se menciona en los documentos m谩s antiguos del primer siglo. Los cristianos posteriores infundieron miedo en sus seguidores con su predicci贸n del fin del mundo que se avecinaba durante su vida, y con las persecuciones sangrientas de herejes y jud铆os. As铆 se burlaron de lo que ense帽aba su supuesto fundador.

En las 煤ltimas d茅cadas, los esc茅pticos parecen haber tenido 茅xito. Aunque hay avistamientos regulares de ovnis, c铆rculos en las cosechas y otros eventos inexplicables, casi nunca llegan a la prensa. Sin embargo, lo paranormal abunda en las pel铆culas de ciencia ficci贸n. Aunque ya casi no se escucha hablar del fen贸meno de la voz electr贸nica, otro (el juego de Charlie, en el que los l谩pices se mueven sin ser tocados) cautiv贸 hace un tiempo la mente de los ni帽os. Hay explicaciones para el fen贸meno. Como era de esperar, los m谩s incre铆bles provienen de los esc茅pticos. A la Sociedad acad茅mica para la Investigaci贸n Ps铆quica, con un historial de investigaci贸n que data del siglo XIX en adelante, ya casi no se la escucha.

New Age a煤n no ha llegado al final del camino. Est谩 llegando a una etapa de madurez en la que el trigo se est谩 separando del ma铆z. Sin embargo, todav铆a comprende un amplio campo de actividades, desde la estafa comercial hasta la dedicaci贸n desinteresada para servir espiritualmente a la humanidad. Muchos no desean que se les asocie con el nombre porque les recuerda la turbulencia asociada con el levantamiento de las generaciones j贸venes de finales de los a帽os sesenta y las lamentables excrecencias de las drogas.

Uno puede orar para que el movimiento mantenga su pureza e impulso originales, eleve el esp铆ritu de las nuevas generaciones, d谩ndoles una amplia perspectiva de la vida y un prop贸sito por el cual vivir.

Hombre – un gran milagro

La visi贸n de la Nueva Era puede contribuir a fomentar una gran visi贸n para la generaci贸n joven. Liberados del sofocante cors茅 del estrecho dogmatismo religioso, puede presentarles un gran concepto del hombre en el universo. En su forma actual, aprende que desde el Big Bang en adelante, hace miles de millones de a帽os, como un milagro, el universo se ha desarrollado. Y la maravilla definitiva es la aparici贸n de la especie humana debido a una estupenda secuencia de ‘coincidencias’. La ciencia solo ha explorado la corteza f铆sica de la naturaleza, pero no tiene idea de lo que hay detr谩s. Hay muchos indicios de que hay mucho m谩s de lo que se ve a simple vista: la conciencia apenas se aborda, los fen贸menos paranormales son estudiados solo por unos pocos, entre ellos hombres de ciencia, incluso ganadores del premio Nobel. Pero los medios de comunicaci贸n le prestan poca atenci贸n.

La Nueva Era puede dar a la humanidad una visi贸n m谩s amplia del mundo con sus aspectos desconcertantes como el sufrimiento, la injusticia y la soledad. Se帽ala las asombrosas propensiones de la naturaleza para que las especies se ajusten a circunstancias arduas, mejor谩ndolas hasta la perfecci贸n con las adaptaciones m谩s ingeniosas, culminando en el fen贸meno del hombre. Pero el hombre se encuentra todav铆a en una fase intermedia en el umbral del desarrollo de potencialidades mucho mayores escondidas en su naturaleza. En su corta trayectoria ha tomado conciencia de que a trav茅s de la introspecci贸n se pueden despertar las capas m谩s profundas en s铆 mismo. Las mutaciones de la mente se est谩n explorando en disciplinas como el yoga, la contemplaci贸n, la meditaci贸n, el latihan, el 茅xtasis, etc. En su mente tiene visiones de un universo mucho mayor de lo que sugiere la ciencia. As铆, el hombre se encuentra en el umbral de grandes desarrollos de los que solo hemos visto el comienzo.

Mientras tanto, lea mis reflexiones filos贸ficas sobre cuestiones fundamentales que desconciertan a la humanidad haciendo clic en Sobre la psicolog铆a de los movimientos espirituales.

Literatura:

  • Blavatsky, HP: La clave de la teosof铆a
  • Braden, Charles: Esp铆ritus en rebeli贸n; el surgimiento y desarrollo del nuevo pensamiento (1963)
  • Darnton, R .: Mesmerism and the end of Enlightenment in France (1968)
  • Dutton, EP: El movimiento teos贸fico
  • Faivre, A.: Acceso al esoterismo occidental (1994)
  • Ferguson, Marilyn: La conspiraci贸n de Acuario (1980)
  • Freke, Timothy y Gandy: Los misterios de Jes煤s (1999)
  • Freke, Timothy y Gandy: La herm茅tica (1997)
  • Godwin, J.: La iluminaci贸n teos贸fica (1994)
  • Gurdjieff, GI: Encuentros con hombres notables
  • Hanegraaff, WJ: Religi贸n de la Nueva Era y cultura occidental. El esoterismo en el espejo del pensamiento secular (Nueva York 1998).
  • Hanegraaff, WJ (ed): Diccionario de Gnosis y Esoterismo Occidental (2005)
  • Heelas, Paul: El Movimiento de la Nueva Era. (1996)
  • Hutin, Serge: L’Alchimie
  • Israel, JI: Ilustraci贸n radical: filosof铆a y creaci贸n de la modernidad 1650-1750 (2001)
  • Jackson, Carl T .: Las religiones orientales y el pensamiento estadounidense (1981)
  • Johnson, K.Paul: Los maestros revelados (1994)
  • Lutyens, Mary: Los a帽os del despertar
  • Meade, Marion: HP Blavatsky. Mujer detr谩s del mito.
  • Merkur, D.: El sacramento psicod茅lico: man谩, meditaci贸n y experiencia m铆stica (2001)
  • Needleman, Jacob: Las nuevas religiones (1984)
  • Nethercot, Arthur H.: Las primeras cinco vidas de Annie Besant
  • Nethercot, Arthur H: Las 煤ltimas cuatro vidas de Annie Besant
  • Ouspensky, PD: En busca de lo milagroso
  • Pagels, Elaine: Los evangelios gn贸sticos (1979)
  • Pruyser, Paul W.: Entre la creencia y la incredulidad (1974)
  • Rawlinson: El libro de los maestros ilustrados (1997)
  • Roberts, JM: La mitolog铆a de las sociedades secretas (1972)
  • Schwab, Raymond: El renacimiento oriental (1984)
  • Spangler, David: Apocalipsis: El nacimiento de una nueva era (1976)
  • Stevenson, David: Los or铆genes de la masoner铆a (1988)
  • Stevenson, David: Los primeros masones. Las primeras logias de Escocia y sus miembros (1988)
  • Washington, Peter: El babuino de Madame Blavatsky (1995)
  • Wilson, Colin: De la Atl谩ntida a la Esfinge (1996)
  • Yates, Frances A.: La filosof铆a oculta en la era isabelina (1979)

Enlaces:

Valora este art铆culo